La realización de un retrato editorial requiere una serie de conocimientos y producción previa, materiales y equipo fotográfico a utilizar, distintos esquemas de iluminación y el trato con el personaje a retratar, así es el proceso de un encargo editorial desde la citación por parte del editor gráfico hasta su entrega final.

Los tres fundamentos de un buen retrato: luz, acting y la búsqueda del momento perfecto. Es importante saber cómo trabajar la luz en situaciones difíciles, cuáles son las luces más adecuadas para la fotografía de retratos y hablar de los procesos creativos, tan necesarios para poder conseguir crecer profesionalmente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*